Blogia
Scattered brain

Agujeros de gusano (sin viajar al espacio)

Todos mis problemas empezaron con la atenta observación de las manzanas caseras. Si tienes un árbol en casa o acceso de algún tipo a manzanas no comerciales, te habrás dado cuenta de que tienes que andar con mucho ojo si no quieres romper tu dieta vegetariana con carne de gusano. A mi la dieta vegetariana no es que me importe mucho, pero lo de comer gusanos me apasiona. Aún así, por mucho asquito que me den los bichos, reconozco que no puedo evitar ese subidón de adrenalina que me da al abrir una manzana pocha para comprobar la curiosa obra de ingeniería del inquilino. Su configuración me hizo plantearme algunas preguntas.

 

Los agujeros y sus respectivos gusanos:

 

            Cada vez que me dispongo a comer una rica y jugosa manzana de casa dedico buena parte del tiempo a observar atentamente cada una de ellas para elegir la más sana. Pero aunque la observación del exterior de la manzana suele dar buenos resultados, no tardé en darme cuenta de que no siempre es así.

 

            Yo siempre había pensado que los gusanos de la manzana eran unos sinvergüenzas que elegían precisamente la que te ibas a comer dos días después, se dedicaban a paseársela entera durante un rato y luego se iban a por otra sin terminarla ni nada. Pero o eran muy buenos borrando pistas o algo fallaba en esa teoría. Hay unas pocas manzanas que tienen un agujero muy pequeñito que crees que será fácilmente esquivable cortándole un trozo. Pero cuando haces la incisión… menudo estropicio. La manzana está toda comida por dentro y, lo que es más raro, el ancho de los túneles es mayor que el agujero de entrada. Creo recordar que he visto manzanas pochas por dentro pero sin ningún tipo de agujero, pero ya hace mucho que no consigo una de esas. Hay tres opciones: O bien existen ese tipo de manzanas, o de pequeño no era muy hábil y no encontré los agujeros de entrada, o los bichos se curraban una entrada por el rabo o el culo de la manzana que es complicado de encontrar. Ruego a quien haya visto uno de esos especimenes me lo haga saber.

 

            Pues bien, no hay que ser Sherlock Holmes para darse cuenta de que si los agujeros de entrada son pequeños o inexistentes es casi seguro porque los gusanos se crían dentro. O bien porque nacen allí o bien porque entran muy pequeños. Eso deshacía mi teoría del señor gusano gordo que se paseaba por el frutero cargándose mi merienda, así que había que buscar una nueva.

 

Las moscas:

 

            Siempre me había fijado en que las moscas tenían especial predilección por la fruta, aunque lo atribuí a su dulzura. Después me daría cuenta de que no me equivocaba. Era común ver también una especie de mosquitas muy pequeñas (que aunque les llamábamos mosquitos no se parecían a esos chupasangres) que se arremolinaban junto a las peras y manzanas a las que se le había pasado el arroz en el frutero. Moscas y mosquitas, no tardé en relacionarlas como crías y progenitores que decidían hacer un picnic en nuestro frutero. Las cosas cambiarían al llegar el otoño.

 

            Se acaba el verano y abandonamos nuestra casa de campo para volver de nuevo al piso de la ciudad. Como buenos pueblerinos, nos traemos el correspondiente cargamento de manzanas, peras y todo tipo de producto de huerta que podamos aprovechar. En esta casa no se tira nada, así que allí van las manzanas en una caja de madera a la terraza. Luego se repartirían unas pocas al mueble de la cocina y el frutero. Como me gusta que se acabe el verano. El agua vuelve a salir fresca del grifo, ya no te mueres de calor, y desaparecen las pesadas moscas… ¿desaparecen? Pues si, desaparecen. Solo alguna perdida que entraba por la ventana cada semana, pero ni una sola mosca se paseaba por nuestro sexto piso. Nada comparado con la plaga que sufríamos en la casa… Todo cambió pasados unos pocos días…

 

Las mosquitas:

 

            De pronto comenzó a alarmarse mi madre. ¿Porqué una nube de “mosquitos” se paseaba por la cocina y alrededores? No era muy normal la verdad, había momentos en los que la terraza parecía el amazonas pero en pequeñito. Una masa de unos 25cm de diámetro de mosquitas se movían en conjunto y aparecían de vez en cuando. ¿De dónde narices salían? Si no había habido moscas en el piso en todo el verano… Hasta que se me ocurrió ir con mis padres a echarle un ojo a la caja de las manzanas no daría con la solución. Efectivamente, allí estaba la nube madre de todas las moscas pequeñas. Paseándose por los alrededores de la fruta y haciendo excursiones esporádicas al resto de la casa(no se si sería siempre la misma nube, a mi me parecen todas iguales). Solo quedaba unir las piezas…

 

1-     Las moscas se posaban en la fruta.

2-     Los gusanos no parecían entrar y luego no los encontraba dentro de las manzanas, pero sin embargo habían dejado un bonito túnel.

3-     Las mini-moscas parecían haber salido de la caja de manzanas.

 

            Pues así todo encajaba... Todo apuntaba a que los gusanos que tantas meriendas me habían estropeado no eran más que moscas en fase larva. ¿Quién me iba a decir que las moscas podían ser tan molestas incluso antes de nacer?

 

La verdad:

 

            Pues mi conclusión no fue del todo acertada. Parece ser que las moscas gordas si que estaban en la fruta por gula, y ahora paso a explicar el porqué. Atribuí que las moscas pequeñitas nunca se hiciesen mayores debido a la época del año y a las malas condiciones que tienen en un piso. Sin embargo, tras rebuscar un poquito por Internet me di cuenta de mi error. Cometí la insensatez de hablar del término mosca generalizando demasiado, sin darme cuenta de que poco se parecen esas moscas que parecen a reacción(por su tamaño y sonido), esas que tienen la cocorota dorada, y esas queridas moscas que se pasan el día entero bailando por tus piernas. No se me ocurrió pensar que actualmente hay clasificadas la friolera cantidad de 120.000 especies de moscas, y ese fue el fallo. Aunque no puedo asegurar que los alevines de las moscas estándar no nos importunen con sus túneles manzaneros, parece más probable que esas pequeñas mosquitas sean de otra especie un poco más pequeña que ronda más comúnmente por los manzanos ajenos.

 

            El proceso no es complicado. Las moscas ponen los huevos bajo la piel de la fruta. Al cabo de un tiempo salen las larvas que se alimentan hasta estar preparadas. Normalmente esperan a que la manzana caiga al suelo. Una vez allí, se bajan y se entierran en forma de pupa, de la que finalmente acabará saliendo una joven y apuesta mosca.

Esta historia está basada en mis observaciones. Si alguien quiere añadir algo o corregirme sería un placer.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Lauksin Crontoso -

Yo soy de pueblo, tb, tengo mis manzanicas (aún queda alguna) y conozco un gran dicho: "Hay algo bastante peor al comerse una manzana a bocados que encontrarse un gusano paseando por ella, y es, encontrarse MEDIO gusano retorciendose".
Lo de la nube de mosquitas ya me tiene pasado. ¡¡Gracias Bruno por enseñarme la luz!!

pichote -

es impresionante la sapiencia que derrochais, me he quedado anonadado!!!!!!!

tonecas -

tienes toda la razón costoya, bruno es el gran científico de las pequeñas cosas, y nos hace discutir sobre estupideces como los gusanos de las manzanas, qué será lo próximo?¿

Solid Costoya -

Eres un guru de la intrascendencia. Solo asi se explica esto xDDD

Tsentsak -

No te emociones pene, que está a falta de comprobación xD.

Morfil -

*penelope cruz llega y abre el sobre*
And the oscar goes to ........ *se pone como una loka como cuando dijo pedro* TSENTSAK!!!!!!!! for agujeros de gusano

Tsentsak -

Aps, no había visto el de civilis. Pos estamos en la misma, no quedan manzanas. Esperar un año es demasiado!!

Tsentsak -

Cago en todo, se han acabado esas manzanas. Solo quedan dos de mi abuela que están especialmente sanas.

He estado viendo las fotos y reconozco esos agujeros. Siempre que los he visto dejan la manzana totalmente inservible. Además de ser grandes dejan todo lleno de desperdicios. Yo los que digo son más pequeñitos, aunque es posible que correspondan a larvas más jóvenes.

De todos modos eso plantea un problema, y es que las larvas de esa mariposa nacen fuera y luego suben a meterse en la manzana. Yo los agujeros de los que hablo suelen estar más tapaditos como si la larva hubiese nacido dentro. Ya digo que es una idea, no se.

Civilis -

Veamos, has empezado muy bien con el método científico pero te falta lo esencial.

Has formulado tu hipótesis. ¡¡¡Demuéstrala!!!
Coge una manzana y un tarro con solución de agua y azúcar. Mételo todo en una bolsa de plástico cerrada (a falta de una urna) y a esperar. Las mosquitas saldrán, no te quepa duda, se alimentarán del agua con azúcar (a alguna le costará la vida, pero da igual, todo sea por la ciencia.

Y déjalas crecer. Haz algún agujerito minúsculo pa que no se asfisien.

Luego, de mayores, las haces una foto y nos la enseñas aquí.

Tsentsak -

Buenas, gracias por los comentarios, se agradecen. Vamos a ir por partes:

Cuando busqué información sobre los agujeros de manzanas vi que lo más probable era que fuesen de esa mariposa, pero el hecho de no haber visto ninguna me echó para atrás y me llevó a seguir buscando entre las moscas.

La mosca de la fruta no es, he visto foticos y no se parece en nada. Creo que hay una variedad por el mediterráneo, pero por aquí no tiene pinta.

Parece ser que en españa si que existen moscas que atacan a los manzanos de la manera en la que yo comentaba. DE todos modos no encuentro mucha info sobre ellas.

Las moscas del vinagre no se parecen demasiado a las que yo veo aquí. Estas son como moscas normales pero en pequeño, las del vinagre parece que son de otro color y un poco diferentes.

Pos eso, lo cierto es que lo que tu comentas parece ser lo más razonable. De hecho ya te digo que esa polilla fue lo primero que me apareció cuando traté de buscar algo y que también me apareció la mosca del vinagre como comedora de manzanas pero en estado de descomposición. A ver, si no consigo pruebas tendré que darte la razón ;)

voy a echarle un ojo a tus webs

andre -

no dejas de sorprenderme... vaya cabecita loca!

Germán -

Interesantes observaciones, pero creo que las causantes de tus desvelos no son las moscas si no las mariposas. Esos gusanos tienen pinta de ser de Cydia pomonella (aunque también pueden ser de la mosca de la fruta Ceratitis capitata, aunque no creo que haya mucha en Galicia). Las mosquitas que viste son moscas del vinagre normales, las famosas Drosophila, que crecen en frutos en descomposición. Seguro que en el fondo de la caja hay manzanas pochísimas y allí tendrán su nido. Te dejo un par de enlaces que igual te interesan:
http://www.infoagro.com/frutas/frutas_tradicionales/manzana2.htm#9.%20PLAGAS%20Y%20ENFERMEDADES

http://www.infoagro.com/frutas/mosca_de_la_fruta.htm
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres